Cuándo y cómo utilizar mascarillas desechables

Las mascarillas están destinadas a proteger a los trabajadores que, durante su jornada laboral, se ven expuestos a ciertas sustancias o gérmenes que no son visibles, pero que penetran en su organismo provocando infecciones respiratorias. No utilizar una mascarilla puede tener consecuencias graves y duraderas en la salud del trabajador.
Las mascarillas desechables son una buena protección frente a las amenazas externas si el entorno laboral o el trabajo en sí no tiene excesiva peligrosidad. En caso de que los contaminantes fueran de mayor peligro para la salud habría que utilizar una mascarilla con respirador.

¿Qué trabajos requieren del uso de  mascarillas desechables?

  • Médicos, enfermeros, auxiliares, veterinarios, pacientes… todos ellos están en contacto a través del aire con una gran cantidad de enfermedades, por ello, las mascarillas desechables son necesarias en entornos hospitalarios. Las mascarillas son una herramienta de prevención para evitar infecciones y garantizar la salud de las personas. 
  • Los trabajadores de la construcción, los pintores, albañiles, obreros, etc,  pueden estar expuestos a gran cantidad de polvo, gases contaminantes o muchas otras sustancias peligrosas para su salud. Por eso es tan importante el uso de las mascarillas de protección respiratoria. Ahora bien, la utilización o no de las mascarillas, o el tipo de mascarilla que deben utilizar será determinada por la persona responsable de la empresa tras haber realizado un examen exhaustivo de riesgos laborales.  
  • Los trabajadores de empresas químicas y laboratorios. Dado los productos químicos que se manipulan en estos sectores, las mascarillas se convierten en un EPI básico para todos los empleados. Hay que evitar el riesgo de contaminación de los trabajadores, trabajen con gases o con otro tipo de sustancias.
  • Profesionales que manipulan con las manos materiales que producen polvo o virutas, como los carpinteros, ceramistas o marmolistas. Dependiendo de la tarea a realizar los riesgos pueden ser muy diferentes por eso es necesario realizar un estudio de riesgo laborales que determine la protección necesario que deben de utilizar los trabajadores. 
  • Trabajadores de los talleres mecánicos. Son muchas las sustancias tóxicas que puede llegar a inhalar un mecánico en su jornada laboral, gases de los coches, pinturas, aceites y demás líquidos, todos ellos son sustancias tóxicas que requieren del uso de mascarillas de protección de respiratoria durante su manipulación.

Cómo ponerse correctamente una mascarilla desechable.

Para conseguir la mayor efectividad de las mascarillas de protección es importante que exista un buen sellado entre los bordes y la cara, si falla este sellado, la protección se verá comprometida, ya que el aire contaminado puede filtrarse por cualquier abertura.

Abrir chat